Medicina herbaria en el mundo

Desde una perspectiva global, la medicina herbaria es el recurso más importante de la humanidad para tratar y aliviar enfermedades. Aunque en los países occidentales la medicina bioquímica convencional proporciona la mayor parte de los tratamientos médicos, en el resto del mundo todo es muy distinto.

Concretamente en China y en la India, la medicina tradicional es tan popular como su equivalente convencional, y la gran mayoría de remedios que se utilizan son a base de plantas. En China se puede eligir entre los tratamientos tradicionales o los bioquímicos, aunque en la práctica se recomienda la medicina bioquímica para tratar enfermedades agudas y mortales y la herbaria para las enfermedades crónicas y prolongadas.

Investigación de las hierbas

La evidente magnitud de la medicina tradicional china ha supuesto que la investigación y el desarollo en ese país hayan aportado nuevos descubrimientos sobre los remedios herbarios. Una investigación clínica en Shanghai sobre el ajenjo chino (Artemesia annua), un remedio tradicional chino contra la malaria, que crece en zonas templadas de todo el mundo, llevó a descubrir que era un tratamiento muy eficaz contra esta enfermedad. Esta hierba, y en concreto, su constituyente activo básico, la artemisinina, es actualmente el único tratamiento eficaz para tratar la malaria grave.

En muchos lugares del mundo, sobre todo en África, la amplia mayoría de medicamentos son herbarios. En Ghana, más del 80% de los medicamentos que se emplean son de hierbas y la mayoría se preparan a partir de plantas medicinales nativas del África Occidental. Si se compara la evolución en otros lugares del mundo, es evidente que se están poniendo en marcha proyectos para crear una farmacopea africana que proporcione datos cientificos y médicos sobre las 53 plantas medicinales básicas africanas, incluidos remedios como la Withania somnifera.

Incluso en los países occidentales, una considerable minoría de medicamentos son a base de plantas. Un 25% de los medicamentos que se emplean en la sanidad británica son de origen herbario, mientras en Alemania el 90% de los médicos receta medicamentos herbarios a sus pacientes con normalidad, como el espino (Crataegus spp.) y el sabal (Serenoa serrulata). Alemania es el centro mundial de la investigación en medicina a base de plantas y sus investigaciones desde la década de 1940 han establecido la seguridad y la eficacia de muchos remedios populares sin receta, como el ginkgo (Ginkgo biloba). Tal investigación se está expandiendo por todo el mundo a un ritmo sin precedentes. En muchos países se han establecido y apoyado centros públicos de investigación.

Sin receta

Las ventas de remedios herbarios sin receta crecieron espectacularmente en la década de 1990 y desde entonces se han estabilizado. ´

La lista de los diez más vendidos en Estados Unidos:

  1. Ajo
  2. Equinácea
  3. Sabal
  4. Ginkgo
  5. Arándano
  6. Soja
  7. Ginseng
  8. Cimicífuga
  9. Hipérico
  10. Cardo mariano

La mayor parte de estos remedios también tienen éxito en el resto del mundo, aunque cada vez son más populares los productos que combinan varios remedios distintos a base de plantas.

Las recientes legislaciones de Australia y la Unión Europea han establecido los estándares de calidad y los requisitos de etiquetado de los remedios herbarios para garantizar la calidad de los productos que se venden en tiendas de alimentación y farmacias. Dicha legislación tiene menos influencia en Internet o en las vetas por correo. En Estados Unidos estos remedios suelen calificarse como suplementos alimenticios y se comercializan según las leyes vigentes sobre alimentación y no sobre fármacos.

Fitoterapeutas

A medida que la popularidad de la fitoterapia ha crecido, también lo ha hecho la necesidad del profesional cualificado que pueda atender las necesidades de loa pacientes y dar un buen consejo y tratamiento. En algunos países occidentales, como Australia, Irlanda, el Reino Unido y Estados Unidos, se enseña naturopatía en la universidad; para obtener esta licenciatura, se imparten ciencias tanto médicas como herbarias. En las universidades de China y la India en las que se imparte medicina tradicional, los fitoterapeutas alacanzan el nivel de formación de un médico convencional.