Plantas y Salud

Plantas y Salud

En esta página se trata de forma general la utilación de los remedios con plantas.

Las plantas medicinales se pueden usar sin peligro para:

  • Tratar problemas agudos comunes, como tos, jaquecas o sapullidos.
  • Tratar problemas crónicos, como depresiones leves, artritis o venas varicosas.
  • Prevenir enfermedades.
  • Reforzar la salud.

Aunque son productos naturales, los remedios a base de hierbas son medicamentos y; por tanto, pueden tener efectos secundarios. Para un resultado óptimo, deben emplearse con prudencia y respeto. Además, se debe saber qué pueden y no pueden hacer.

Problemas Agudos Menores

Las plantas medicinales son muy adecuadas para tratar los problemas de salud cotidianos, aunque siempre deben aplicarse las precauciones habituales con respecto al tratamiento en casa. En caso de duda, consultar inmediatamente con un profesional, sobre todo si el paciente es un niño. Los efectos sobre molestias como la jaqueca, el dolor de garganta, la tos, los gases o el vientre hinchado pueden notarse rápidamente, aunque en la fitoterapia es más corriente que los síntomas mejoren de forma gradual. Los tés calientes y las tinturas diluidas son especialmente eficaces. Para problemas sencillos, un tratamiento de unos pocos días es suficiente. Los problemas cutáneos, como pequeñas quemaduras, arañazos y sarpullidos, se pueden tratar de forma tópica.

Ejemplo: Síntomas como el dolor de garganta y la ronquera indican el inicio de una infección viral que puede tratarse con plantas como la equinácea (Echinacea spp.), el regaliz (Glycyrrhiza glabra) y la salvia (Salvia officinalis). Tomo un té o una tintura diluida de uno o más de estos remedios, primero en gargarismos y luego tragándotelos. Tómalo tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. Si empeoran o no mejoran tras cinco días, consulta un médico.

Problemas Crónicos

Los problemas que persisten durante meses o años, como la acidez de estómago, la osteoartritis o las infecciones cutáneas por hongos, se pueden aliviar o mejorar con remedios herbarios, aunque el tratamiento puede ser a largo plazo (la regla general de los fitoterapeutas es un mes de tratamiento por cada año que haya durado el problema). Cuando los síntomas aumentan, el remedio será más eficaz si se toma de forma regular y no en pequeñas dosis. Siguendo esto, no hay peligro si se emplea un remedio de hierbas para aliviar los síntomas.

Ejemplo: La acidez de estómago puede alivarse (y tal vez curarse) con té o tintura de reina de los prados (Filipendula umaria) después de las comidas y durante varios meses. Otros remedios como el olmo americano (Ulmus fulva) y la manzanilla (Chamomilla recutita) también son eficaces, al igual que una dieta controlada.

Prevención De Enfermedades

Muchos remedios a base de hierbas han demostrado que, tomados a largo plazo, previenen las enfermedades y el empeoramiento de los síntomas existentes. Es cierto que se podría argumentar que la mejor forma de utilizar estos remedios es la prevención, pero es evidente que de esa forma no se pueden apreciar los resultados. Sin embargo, la prevención se asemeja a la práctica de los antiguos emperadores chinos, que pagaban a sus médicos solo si ellos no se ponían enfermos. Por tanto, al médico siempre le interesaba previnir antes que tener que curar la enfermedad.

Ejemplo: Millones de personas toman ginkgo (Ginkgo biloba) diariamente para mantener el riego sanguíneo de cerebro y los miembros y para prevenir la demencia senil. Ambos usos han sido aprobados por la investigación clínica. La importante actividad antioxidante de esta hierba también ayuda a prevenir la inflamación y las alergias.

Reforzar La Salud

Las hierbas pueden estimular la salud mental y fisica de forma muy eficaz, sobre todo en personas de constitución débil. Los remedios de probiedades tónicas y adaptogénicas refuerzan la resistencia y la capacidad de soportar el estrés, ya sea para un estudiante que prepara exámenes o para un atleta que prepara una competeción (hay que recordar que estos remedios pueden dar positivo en un control antidopaje). Quien trabaja de noche, muchas horas o en condiciones extemas, o quien sufre de estrés prolongado, puede benificarse de estos remedios.

Ejemplo: La concentración y la vitalidad para enfrentarse a un examen o una entrevista de trabajo se pueden reforzar con hierbas como el romero (Rosmarinus officinalis) y la schizandra (Schisandra sinensis), pero antes del examen o la entrevista, hay que probarlas. Asimismo, quien trabaje muchas horas o por la noche puede tomar remedios como el eleuterococo (Eleutherococcus senticosus) o la raíz de oro (Rhodiola rosea) para mejorar su resistencia y su ritmo de trabajo.