Medicago Sativa

La alfalfa, que sobre todo se emplea para alimentar animales, es igual de nutritiva para las personas, ya que contiene buenos niveles de proteínas, calcio, magnesio, vitaminas C, E y K y betacaroteno. Su uso tradicional es el de suplemento natural para la debilidad y la convalecencia, ya que aumenta el apetito y el peso.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Estimula el apetito
  • Estrogénico
  • Nutritivo
  • Estimula la producción de leche materna

Convalencia y debilidad

La infusión y los brotes de alfalfa proporcionan nutrientes de alta calidad y fácil absorción, sobre todo a medio plazo. Las indicaciones para su uso son la falta de apetito, convalecencias, incapacidad para ganar peso y la anorexia nerviosa.

Alfafa

Síntomas de la menopausia

La alfalfa es un eficaz suplemento alimenticio para la menopausia. A diferencia de la soja, no impide la absorción de minerales como el hierro y calcio. La alfalfa contiene isoflavonas estrógenicas, por eso se empieza a emplear para tratar los síntomas de la menopausia, sobre todo combinada con salvia.

Otros Usos

La alfalfa también es eficaz contra los síntomas artríticos reumáticos, la diabetes y el colesterol alto.

Precauciones

Tomar la dosis recomendada. No ingerir cantidades excesivas de semillas de brotes. Evitar durante el embarazo.

Partes empleadas
  • Partes aéreas
  • Brotes