Aloe Vera

Se cultiva en todo el trópico y en loa alféizares de las zonas templadas. Sus hojas gruesas, espinosas y carnosas exudan un gel refrescante excelente para tratar quemaduras leves y abrasiones. En Estados Unidos se considera una planta ideal para los primeros auxilios.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antiinflamatorio
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Tonifica el piel
  • Cura las heridas y los tejidos

Molestias cutáneas, heridas y quemaduras

El aloe vera ha sido muy apreciado como medicina desde hace miles de años y actualmente es uno de los remedios herbarios más empleados. Su potente actividad curativa y antiinflamatoria lo hace ideal para estimular la reparación de tejidos dañados, ya sea a cause de un traumatismo, como una quemadura o un cardenal por un golpe, u otra razón.

Se puede aplicar en gel o loción sobre la piel irritada o hinchada y su uso es tópico en el tratamiento de muchos problemas, como acné, dermatitis, herpes, dermatitis del pañal, urticarias, psoriasis, quemaduras por radiación (por ejemplo, tras de la radioterapia), herpes zóster y quemaduras solares. Para quemaduras leves, primero colocar la herida bajo el agua del grifo durante unos diez minutos y luego aplicar un gel de aloe vera. Como norma general, es mejor no aplicarlo sobre heridas abiertas. Al igual que la otra potente hierba curativa, la consuelda (Symphytum officinale), se cree que el aloe vera minimiza la posibilidad de que aparezcan cicatrices (queloides). Combina bien con la consuelda para tratar problemas más graves, como fracturas y lesiones deportivas.

Aloe Vera

Problemas en la boca y la garganta

El aloe vera es un colutorio eficaz para tratar todos los problemas de la boca. Unta ligeramente el gel sobre las llagas de la boca o las muelas que duelen. Para curar la gingivitis y tonificar las encías que sufren retracción, enjuágate la boca y las encías cada día con el gel. El gel de aloe vera combinando quizá con té de salvia (Salvia officinales) puede ser un gargarismo eficaz para el dolor de garganta y la ronquera, sobre todo cuanda la curación es muy lenta.

Otros usos

El aloe vera se ha ingerido tradicionalmente para tratar las úlceras de estómago y duodeno y síndrome de colon irritable. Cada vez más investigaciones indican que tiene efectos estimulantes sobre el sistema inmunológico, y las pruebas clínicas sugieren la posibilidad de que mejore estados tan distintos como el asma o el VIH. Se utilizan muchas especies de aloe vera en medicina, y algunas son potencialmente tóxicas, por lo que el control de calidad es muy importante a la hora de decidir si ingerir un gel de aloe vera. Por eso se recomienda ingerido solo si lo aconseja un profesional.

Precuaciones

El gel puede provocar reacciones alérgicas; al usarlo por primera vez, aplicar una pequeña cantidad sobre la piel para comprobar su respuesta. Ingerir solo si lo aconseja un médico o un fitoterapeuta.