Angelica archangelica

El nombre científico de la angélica indica cuánto se apreciaba en el pasado esta hierba del norte de Europa. Es un tónico calorífico eficaz para tratar las malas digestiones y la mala circulación por igual. También e un excelente remedio para recuperarse de enfermedades crónicas y para reforzar un sistema digestivo delicado.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Expectorante
  • Relajante muscular (suave)
  • Alivia los gases
  • Estimula el apetito y los jugos gástricos
  • Estimula la sudoración y ayuda a refrescarse
  • Refuerza la mala circulación

Sistema digestivo

El sabor amargo de la angélica, que es mejor tomar en tintura, estimula la actividad estomacal, lo que la convierte en un remedio básico para tratar la falta de apetito y la anorexia. Calma los calambres y la sensación de saciedad del tubo digestivo y alivia los gases.

Angélica

Problemas respiratorios

La angélica es eficaz para tratar problemas como el asma, la bronquitis, la congestión del pecho y la tos, y es un remedio ideal para recuperarse tras una infección aguda de las vías respiratorias.

Otros usos

La acción calorífica y estimulante de la raíz sobre el corazón y la circulación mejora el flujo sanguíneo de todo el cuerpo, por lo que es muy eficaz para tratar problemas como manos y pies fríos, sabañones y fibromialgia.

Precauciones

No tomar durante el embarazo ni al mismo tiempo que anticoagulantes (espesantes de la sangre). No es aconsejable tomarla durante las menstruaciones fuertes.