Caléndula

Calendula officinalis

La caléndula se usa sobre todo como crema o ungüento; calma y cura la piel enrojecida, inflamada o hinchada. Con sus cabezuelas de color naranja brillante también se puede preparar una infusión que; una vez fría, es un baño o loción indicada para sarpullidos inflamados y que escuecen, cortes y rozaduras.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antifúngico
  • Antiinflamatorio
  • Antimicrobiano
  • Purifica la sangre
  • Cura las heridas

Infecciones cutáneas

Ya sea un uso tópico sobre la piel o ingerida, la caléndula tiene propiedades antisépticas, purificadoras y desintoxicantes y sus usos potenciales son abundantes.

Como loción, crema o ungüento acelara la curación y detiene las infecciones de problemas tan diversos como quemaduras leves, quemaduras solares, picaduras de insectos, granos enrojecidos y pústulas, mastitis, cortes y abrasiones, sarpullidos inflamados, hemorroídes y venas varicosas.

Calendula officinalis

Desórdenes digestivos

La caléndula se puede ingerir (mejor como infusión) para curar problemas inflamatorios de todo el sistema digestivo, como las úlceras pépticas y la gastritis. Debido en parte a su propiedades antifúngicas, ayuda a recuperarse de las infecciones gastrointestinales, sobre todo las relacionadas con la disbiosis intestinal y la candidiasis, y sirve para tratar afecciones como el acné, las infecciones de garganta y la mastitis.

Combina bien en infusión con hierbas como el amor de hortelano (Galium aparine), el trébol rojo (Trifolium pratense) y la manzanilla (Chamomilla recutita).

Precauciones

En ocasiones puede provocar reacciones alérgicas.