Cardo Mariano

Sylibum marianum sin. Carduus marianus

El cardo mariano, muy investigado durante los últimos treinta años, es un poderoso amigo del hígado, ya que lo protege de los daños del envenenamiento, la toxicidad y la inflamación. Estimula su reparación y regeneración, detiene los procesos inflamatorios provocados por las infecciones y estimula su desintoxicación.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antioxidante
  • Protege el hígado
  • Estimula la producción de leche materna

Desórdenes hepáticos

El cardo mariano que es mejor tomar como extracto estandarizado, ayuda mantener el hígado sano. Se puede tomar siempre que este sufra tensión, lo que se suele saber cuando aumenta el nivel de enzimas del hígado. Las semillas contienen silimarina, una sustancia que protege el hígado de las intoxicaciones; un gran ejemplo de la capacidad de esta hierba de evitar el envenenamiento es que actúa contra el veneno de las canalejas. Los problemas médicos que responden bien ante el cardo mariano son el colestorol alto, la hepatitis aguda viral crónica, las enfermedades hepáticas crónicas y la cirrosis provocada por el alcoholismo. En caso de enfermedad hepática y para proteger la función dle hígado durante la quimioterapia, consulta con un profesional. Parece ser que el uso prolongado de cardo mariano es seguro.

Silybum marianum

Otros Usos

Como su otro nombre indica, las madres que amamantan toman las semillas para aumentar la producción de leche, un uso tan adecuado en el pasado como ahora. Tiene una gran reputación como remedio para los estados depresivos.

Precauciones

En ocasiones puede provocar molestias gastrointestinales y reacciones alérgicas.

Partes empleadas
  • Semillas