Eugenia caryophylatta sin. Syzygium aromaticum

Originario de las islas Molucas, tiene un lugar preferente en la fitoterapia y en la cocina oriental. Es un potente antiséptico y, añadido a la comida, ayuda a prevenir las infecciones y las intoxicaciones alimenticias. Su aceite esencial es un excelente remedio de primeros auxilios para úlceras bucales, dolor de muelas y dolores nerviosos en general.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Analgésico
  • Antiemético
  • Antioxidante
  • Antiséptico
  • Astringente
  • Estimulante

Dolor de muelas y dolores nerviosos

Un clavo en la boca o un algodón con una gota de aceite esencial en un diente son tradicionales remedios contra el dolor de muelas. No se debe usar muy a menudo, y el aceite no debe tocar las encías. El aceite (en una concentración máxima de un 3%) también se aplica sobre la piel para aliviar el dolor nervioso de cualquier parte del cuerpo, por ejemplo, contra el herpes zóster.

Clavos

Molestias digestivas y síndrome de colon irritable

Las pequeñas dosis de polvo o tintura de clavo tienen una acción positiva sobre el estómago, por lo que es eficaz en caso de náuseas, indigestión, gases e hinachazón. Puede aliviar la gastroenteritis y la diarrea y combatir las infecciones. Es un anestésico suave que vale la pena probar en caso de síndrome de colon irritable, ya que reduce la sensibilidad nerviosa del intestino y alivia los espasmos y la urgencia defecatoria.

Precauciones

Su uso externo puede provocar dermatitis. No ingerir el aceite esencial.

Partes empleadas
  • Aceite esencial
  • Capullos (clavos)