Ginseng Siberiano

Eleutherococcus senticocus

El gingseng siberiano, que llegó a Occidente gracias a las investigaciones soviéticas, se ha administrado a los astronautas rusos para mejorar la resistencia en el espacio. Es similar al coreano y mejora la adaptación a todo tipo de estrés, ya sea físico o mental.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Adaptógeno
  • Estimulante del sistema inmunológico
  • Tónico

Falta de rendimiento y resistencia

El ginseng siberiano es un adaptógeno básico para reforzar la resistencia física y el rendimiento. Las investigaciones confirman que refuerza la resistencia ante un alto nivel de estrés y tensión, ya sea por factores físicos, químicos, ambientales o emocionales. Su variedad de indicaciones es, por tanto, muy amplia, e incluye el trabajo excesivo, el desfase horario, el trabajo físico duro, el calor o el frío extremos, la exposición a la radiación y cualquier situación que requiera un esfuerzo prolongado (aunque no en casos de presión alta). Para quienes se preparan para un examen, el ginseng siberiano combina bien con el romero y el ginkgo. El consejo general es tomar la hierba durante seis semanas cada vez y evitar la cafeína, ya que se cree que disminuye el efecto reforzador de la hierba.

Cansancio y agotamiento

Cuando se pierda la vitalidad, el ginseng siberiano ayuda a aumentar la energía, sobre todo en los ancianos. Aunque no todos los estados de cansancio y agotamiento responden a las cualidades tónicas de esta hierba, muchos lo hacen, sobre todo los que implican un problema de la glándula adrenal o la tiroides por hiperactividad y falta de relajación y descanso. En caso de agotamiento grave, empieza con una dosis pequeña y ve aumentándola. Combina bien con la rodiola y el oroval, ahora que las exigencias diarias dificultan un buen descanso.

Enfermedades crónicas

El ginseng siberiano es un buen resfuerzo en épocas de mala salud. Suele combinarse con otros remedios que estmulan el sistema inmunológico, y sus propiedades reforzadoras y tónicas son adecuadas para tratar infecciones virales crónicas, como el herpes zóster, la fiebre glandular y el síndrome de fatiga crónica. Incluso en caso de enfermedad grave, el ginseng siberiano puede contribuir a mejorar la calidad de vida. En estados de debilidad y convalecencia, es mejor tomarlo durante varios meses y en dosis bajas o medias. Es más probable que proporcione vitalidad si la energía obtenida se emplea en recuperar la salud y no en cumplir con otras exigencias, como el trabajo.

Cáncer

Es un remedio eficaz para recuperarse tras la cirurgía o la radioterapia, tiene un papel importante en la ayuda a los pacientes de cáncer cuya resistencia inmune debe reforzarse y mejora la tolerancia a la quimoterapia. Estos casos, se debe consultar con un profesional, sobre todo porque la hierba puede tener interacciones con otros medicamentos.

Precauciones

No es aconsejable en caso de presión alta. Puede tener interacciones con otros medicamentos.

Partes empleadas
  • Raíz