Grosella Negra

Ribes nigrum

Su sabor agrio y fesco refleja su alto contenido en vitamina C y su destacada actividad antioxidante. Administrada durante tiempo, protege a los niños de resfriados e infecciones de garganta, ya que se cree que la fruta, el zumo y sus extractos tienen una actividad antiinflamatoria y antiviral.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Refuerzo adrenal (capullos)
  • Antiinflamatorio
  • Antioxidante
  • Astringente
  • Diurético (hojas)

Refuerza el sistema inmunológico

Como indica su uso tradicional, el zumo o el extracto de grosella negra se puede tomar con regularidad para mantener la resistencia a las infecciones virales, como resfriados, gripe y herpes. También acelera la recuperación tras una infección. Evita los concentrados edulcorados.

Alergías e inflamación crónica

En Francia se cree que los capullos refuerzan la función de las glándulas adrenales y se recetan para tratar problemas alérgicos e inflamatorios como el asma. El aceite de las semillas, que posee un alto nivel de ácidos grasos esenciales omega 6 (GLA) y propiedades similares al aceite de onagra, se puede tomar para controlar la inflamación que aparece con la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple.

Tónico circulatorio

Esta fruta y sus hojas, que contienen un alto nivel de antocianinas antioxidantes, se puede tomar como tratamiento prolongado para reforzar la circulación, incluidos los capilares. El zumo o el extracto se pueden tomar diariamente durante varios meses para mejorar los problemas circulatorios, como los capilares frágiles y las venas varicosas.

Precauciones

No se conocen.

Partes empleadas
  • Frutos
  • Capullos
  • Hojas
  • Aceite de semillas