Manzanilla – Camomila

Chamomilla recutita sin. Matricaria recutita

La camomila, más conocida por su té de sabor agradable que como medicina, es un tratamiento eficaz para problemas tan diversos como la indigestión, la acidez, el mareo, los calambres, la piel inflamada y la falta de sueño. Asegúrate de utilizar camomila de buena calidad para obtener un buen resultado.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antialergénico
  • Antiinflamatorio
  • Relajante
  • Alivia los espasmos
  • Calma la digestión
  • Cura las heridas

Problemas digestivos e inflamaciones

La camomila es quizá la hierba europea más utilizada, ya que la pueden tomar los bebés, los niños y los adultos para todo tipo de problemas des sistema digestivo. Desde úlceras bucales y dolor de estómago a cólicos y diarrea, la manzanilla calma la inflamación, la acidez y los calambres y estimula la recuperación. La ingesta regular de tazas de manzanilla puede ser muy eficaz para los problemas inflamatorios como la gastritis, la enfermedad de Crohn y la colitis. Par un mejor resultado, prepara la manzanilla en una tetera o en una taza con un plato encima, ya que la mayor parte de sus constituyentes activos están en el vapor.

La manzanilla es un excelente antiinflamatorio de uso tópico: usa la infusión como loción sobre sarpullidos, rozaduras y picaduras de insectos. Aplica una bolsita de té de manzanilla sobre los ojos enrojecidos o irritados. Las flores en loción o cataplasma son muy eficaces para tratar los pezones irritados y la mastitis.

Dolor y calambres menstruales

El uso de la infusión de mananilla para aliviar los dolores y los calambres de la regla se remonta a la época de los romanos. Aunque otras hierbas sean tan buenas o mejores en este sentido, la disponibilidad de la manzanilla hace que sea la premera elección.

Tensión nerviosa

La manzanilla es eficaz para tratar otro tipo de calambres, sobre todo los musculares provocados por la tensión del trabajo excesivo. Como sedante y relajantes suave, ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés que impide las funciones digestivas normales, por ejemplo, el síndrome del colon irritable. Para quien es propenso a la tensión nerviosa y a tener las manos y los pies fríos, la manzanilla combinada con jengibre (Zingiber officinalis) (ralla la raíz fresca y prepárarla en una tetera) puede ayudarlo si los toma de forma regular.

Enfermedades de los niños

La manzanilla es un remedio de primera categoría para los niños y se les puede administrar a partir de los seis años. Las madres que amamantan pueden tomar el té o añadir una taza pequeña al baño del bebé para calmarle las molestias digestivas o las propias de los cólicos. Calma a los niños irritables y agotados y estimula de forma suave la relajación y el sueño.

La manzanilla se puede administrar sin peligro en niños que tengan molestias gastrointestinales. La infusión puede aliviar los dolores de la dentición. Si el sabor es un problema, mezcla la infusión con zumo de manzana o de grosellas sin azúcar. No ingerir el aceite esencial a menos que lo indique un profesional.

Precauciones

En raras ocasiones puede provocar reacciones alérgicas.