Nim árbol

Azadirachta indica

El nim, un gran árbol perenne, es una verdadera farmacia, además de un insecticida natural. Sus semillas, su aceite, sus hojas y su corteza se emplean como medicinas y son eficaces contra problemas tan distintos como la sarna, la psoriasis, la malaria, la diabetis y la ansiedad.


USOS MEDICINALES


Acción

  • Antibacteriano
  • Antifúngico
  • Antiinflamatorio
  • Purificador de la sangre
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Disminuye el nivel de azúcar en sangre
  • Alivia el picor

Problemas cutáneos

El preparado más común de nim en Occidente es un aceite que alivia el enrojecimiento y el picor de los sarpullidos. Se puede aplicar sobre la piel irritada o inflamada, como la de un eczema o la psoriasis, y se puede emplear para tratar los piojos, la sarna y los problemas de hongos, como la tiña. El aceite se aplica también como cataplasma sobre forúnculos, ya que ayuda a eliminar las toxinas.

Otros usos

Se ingiere para tratar infecciones bacterianas, fúngicas y virales; reacciones alérgicas, como el asma; la diabetes; problemas digestivos, como las úlceras pépticas, y desordenes hepáticos. Es un remedio de acción potente, y aunque en dosis normales es seguro, es mejor consultar a un médico o un fitoterapeuta antes de tomarlo. Tiene cierta actividad contraceptiva, por lo que las mujeres que quieran concebir deben evitarlo.


Precauciones

No tomar durante el embarazo ni la lactancia o durante un tratamiento de fertilidad. En los niños, solo uso tópico. Tomar la dosis recomendada; el uso de altas dosis a largo plazo no es aconsejable.