Reina de los prados

Filipendula ulmaria

En el siglo XIX se aislaron por primera vez unas sustancias parecidas a la aspirina a partir de la reina de los prados. Esta hierba presenta algunas de las propiedades caracteristicas de la aspirina, sobre todo su actividad antiinflamatoria, pero a diferencia de esta, es un remedio básico para curar problemas de acidez, como la de estómago y las úlceras gástricas.

USOS MEDICINALES


Acción

  • Antiácido
  • Antiinflamatorio
  • Antireumático
  • Astringente

Acidez de estómago, úlceras gástricas y síndrome de colon irritable

La reina de los prados es uno de los mejores remedios para los problemas de acidez, ya que estimula la salud del estómago y controla la liberación de ácidos. El té de reina de los prados alivia síntomas como la acidez suave o el reflujo ácido, aunque para un mejor resultado, debe tomarse durante un periodo largo. Es un tratamiento eficaz contra la diarrea crónica y el síndroma de colon irritable gracias a sus propiedades astringentes y fijadoras.

Dolores reumáticos, fibromialgia

La reina de los prados puede aliviar las articulaciones y los músculos rígidos, cansados y doloridos, calma la inflamación y estimula la eliminación de residuos ácidos. Si los síntomas empeoran al despertar o cuando estás sentado mucho rato, combínala con semillas de apio para aliviar la inflamación y estimular la libertad de movimientos.

Precauciones

Contiene sustancias similares a las de la aspirina; si eres alérgico a la aspirina, no la tomes. Puede provocar molestias gastrointestinales.

Partes empleadas
  • Copas en flor