Ganoderma lucidum

El hongo reishi, que lleva usándose desde hace más de 4.000 años en China, Japón y Corea, se ha tomado tradicionalmente como tónico calmante para la tercera edad y para problemas relacionados con la edad, como enfermedades coronarias y hepáticas, artritis inflamatoria y cáncer.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antioxidante
  • Anticancerígeno
  • Tónico para el corazón
  • Protege el hígado

Remedio anticancerígeno

Los estudios científicos están empezando a confirmar algunos de los usos tradicionales del reishi: se ha demostrado qeu sus extractos estimulan la función inmune y la actividad contra los tumores. Es un remedio seguro y cada vez se usa más como tratamiento suplementario contra el cáncer, sobre todo durante la quimoterapia. En estos casos, el reishi refuerza la función inmune y la hepática. En caso de cáncer y otras enfermedades graves, tómalo solo bajo control médico. Aunque se cree qeu su toxicidad es baja, su uso prolongado (más de tres meses) puede provocar efectos secundarios.

Otros usos

Se ha demostrado que la compleja acción del reishi sobre el sistema inmunológico es eficaz en caso de problemas en la función inmune. Su uso puede ser beneficioso para un amplia variedad de afecciones crónicas, como la candidiasis, la fatiga crónica, la fiebre glandular y el VIH. Es más eficaz cuando se combina con otros tratamientos, ya sea herbales o convencionales. Además posee propiedades antialergénicas y se puede tomar para tratar problemas alérgicos como el asma bronquial. Los alpinistas chinos lo toman para prevenir el mal de altura.

Precauciones

Puede provocar reacciones alérgicas.

Partes empleadas
  • Hongo