Rumex crispus

Es una mala hierba común del borde de los caminos; tiene una raíz primaria que absorbe el hierro y otros minerales y los conserva de modo que el cuerpo humano puede asimilarlos. Por eso la raíz se receta para la anemia por deficiencia de hierro, aunque su uso principal es el tratamiento del intestino vago y del estreñimiento leve.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Desintoxicante
  • Laxante

Problemas cutáneos crónicos

Es mejor emplear la romaza en combinación con otras hierbas y no sola. Es eficaz en fórmulas que contienen otros purificadores de la sangre, como la bardana para reforzar la desintoxicación de los intestinos y el hígado. La romaza se necesita en caso de toxicidad crónica, incluidos desórdenes de la piel, como el acné, los forúnculos, los eczemas y la psoriasis. La mejor es tomar pequeñas cantidades de forma regular durante varios meses para estimular una desintoxicación gradual pero eficaz. También es eficaz contra otros tipos de enfermedades crónicas que implican una mala eliminación de las toxinas, gracias a la actividad desintoxicante de su raíz, por ejemplo, la inflamación de glándulas y las infecciones de garganta.

Otros Usos

La romaza combina bien con la ortiga para tratar problemas alérgicos y reumáticos. Ambas hierbas contienen también niveles considerables de hierro y se pueden tomar como suplementos naturales en caso de anemia leve.

Precauciones

No tomar dosis excesivas de la raíz. No ingerir las hojas. No es aconsejable durante el embarazo.

Partes empleadas

  • Raíz
  • Hojas (uso tópico)