Thymis vulgaris

Con el tomillo, una hierba culinaria clásica, se prepara un té refrescante que combate las infecciones y tonifica el sistema respiratorio. Es eficaz para casi todos los problemas de oídos, nariz, garganta y pecho, desinfecta las vías respiratorias, calma la tos y estimula la expulsión de las flemas.

USOS MEDICINALES

Acción

  • Antibacteriana
  • Antifúngico
  • Antioxidante
  • Expectorante
  • Relajante
  • Tónico

Problemas de oídos

El té de tomillo, con o sin miel, es un excelente remedio casero para los problemas de estas zonas, como resfriados, catarros, congestión nasal, dolor de garganta y tonsilitis. El té se puede emplear como gargarismo y luego ingerido.

Tos e infecciones bronquiales

El tomillo alivia todos los tipos de tos y los problemas de las vías respiratorias y es eficaz para el asma y la respiración entrecortada. Se suele combinar con regaliz y equinácea.

Tomillo

Otros Usos

El té se puede tomar como tónico general, así como para aliviar la indigestión y los gases y tratar los lombrices. En caso de artritis o reuma, se puede preparar un baño vigorizante con el té. El aceite esencial puro se puede aplicar a las uñas infectadas por hongos; usa 1 gota en cada uña dos veces al día (no lo uses en ningún otro lugar y no lo ingieras).

Precauciones

En raras ocasiones puede provocar molestias gastrointestinales o reacciones alérgicas.

Partes empleadas
  • Partes aéreas