Primeros Auxilios – Remedios a base de plantas medicinales

Primeros Auxilios

Los remedios a base de plantas pueden ser muy eficaces para tratar problemas de salud menores y de primeros auxilios. Los cortes, las rozaduras, las jaquecas y las molestias digestivas se pueden tratar con unos pocos productos herbarios. Es muy útil tener a mano ciertos remedios.

Elegir los remedios a base de hierbas que complementen un equipo estándar de primeros auxilios, con remedios comunes como tiritas o tijeras, puede ser muy divertido. Los diez remedios se pueden adquirir en herbolarios y tiendas de alimentación y es muy útil tenerlos a mano en caso de una emergencia doméstica:

  • Jugo de aloe vera
  • Cápsulas y tintura de equinácea
  • Hierbas secas y aceite esencial de tomillo
  • Polvos o pastillas de olmo americano
  • Tintura de mirra
  • Aceite esencial del árbol del té
  • Aceite esencial de lavanda
  • Ungüento o crema consuelda
  • Ungüento o crema de árnica
  • Ajo fresco, en cápsulas o ambas cosas

Nota:

Las cremas y los ungüentos no se deben aplicar sobre heridas abiertas: utiliza agua, aloe vera (Aloe Vera) o agua de hamamelis (Hamamelis virginiana) para limpiar cortes y rozaduras y bañalos con equinácea diluida (Equinacea spp.) o tintura de mirra (Commiphora molmol).

Atención: con este método se desinfecta la zona, pero el dolor persiste durante un tiempo. Las quemaduras deben tratarse con agua fría durante al menos 10 minutos, después aplicar aloe vera o aceite esencial de lavanda (Lavendula spp.).

Los que están en la cocina

No todos los remedios salen de una botella o un frasco; en la cocina se encuentran los mejores remedios caseros. Utiliza los productos frescos y limpios, evita los rancios o descoloridos y segúrate de que los perecederos no han caducado.

Algunos ejemplos:

Cebada: hordiate de melisa para los problemas del aparato urinario.

Canela: como té para resfriados, dolor de garganta y molestias digestivas.

Arándanos: en zumo o en polvo para la cistis y las infecciones gastrointestinales.

Col: las hojas calientes se utilizan como cataplasma sobre las articulaciones doloridas

Jengibre: como té para las náuseas y la indigestión, o con ajo para los resfriados y la gripe.

Miel: se aplica sobre pequeñas heridas y quemaduras leves.

Clavo: un clavo o 1-2 gotas de su aceite esencial para el dolor de muelas.

Chile: una pizca o dos en infusiones o en las comidas para los resfriados y la gripe.

Aceite de oliva: unas cuantas gotas para la cera de los oídos.

BOTEQUÍN DE PLANTAS MEDICINALES

Para crear un botiquín herbario se puede añadir cualquier hierba seca o tintura. Los siguientes remedios son algunos de las más útiles, versátiles y seguros:

  • Flor de saúco
  • Flor de tilo
  • Corteza de bola de nieve
  • Manzanilla
  • Matricaria
  • Menta
  • Milenrama
  • Regaliz
  • Reina de los prados
  • Romero
  • Salvia
  • Valeriana