Los jarabes se suelen preparar añadiendo azúcar integral o miel a las infusiones o las decocciones a razón de 1 a 1 (mitad y mitad).

Usos

Su dulzor puede disimular el sabor desagradable de las hierbas. El azúcar suaviza la irritación de garganta y pecho, y los jarabes se usan desde siempre para la tos.

Los jarabes, los antitusivos y los licores se pueden comprar sin receta o preparar en casa.


Pros y Contras

Pros

Duran bastante, son dulces y se pueden combinar con remedios de sabor desagradable; van bien para la tos.

Contras

Contienen grandes cantidades de azúcar, sus aplicaciones son limitadas..